Saltar al contenido

¿que Accion Protege La Propiedad?

mayo 31, 2023

Por ello, la acción negatoria se llama asimismo acción de independencia de la propiedad. La acción de mera declaración o constatación de la propiedad tiene como finalidad la de conseguir la declaración de que el actor es el dueño de la cosa,”acallando a la parte contraria que discute ese derecho o se lo arroga”. Su alcance es más restringido que la acción reivindicatoria en tanto que no persigue la condena de otros. Esta acción se detiene en los límites de la declaración, sin pretender una ejecución.

¿que accion protege la propiedad?

Para el éxito de la acción decla­ra­tiva de domi­nio deben con­cu­rrir los mis­mos ele­men­tos ya exa­mi­na­2 en el apar­tado frente­rior, con excep­ción de la pose­sión por el deman­dado. El efecto prin­ci­pal de la acción rei­vin­di­ca­to­ria es el de la res­ti­tu­ción de la cosa en con­di­cio­nes tales que no com­porte limi­ta­ción alguna en el ejer­ci­cio del dere­cho de empleo y goce carac­te­rís­tico de la pro­pie­dad, cuando tal limi­ta­ción no está ampa­rada en la ley. El dere­cho de disfrutar y dis­po­ner de una cosa sin más limi­ta­cio­nes que las esta­ble­ci­das en las leyes es el dere­cho a la pro­pie­dad con­sa­grado en el Código Civil.1 Nues­tro orde­na­miento jurí­dico ofrece al pro­pie­ta­rio y al tiene­dor un extenso catá­logo de accio­nes para la pro­tec­ción de su dere­cho. Aquí vere­mos las mucho más impor­tan­tes accio­nes para la pro­tec­ción de la pro­pie­dad y pose­sión.

Regulación De La Propiedad Como Derecho Real

La fina­li­dad de esta acción es la de per­mi­tir al pro­pie­ta­rio recu­pe­rar el bien del que inde­bi­da­mente ha sido des­po­seído por la pose­sión de un ter­cero que carece de título alguno que jus­ti­fi­que esa pose­sión. Los suscriptores tienen la posibilidad de acceder a una representación visual de un caso y sus relaciones con otros casos. Como opción alternativa a las listas de casos, el Mapa de Precedentes posibilita la labor de conseguir que caso tienes más importancia en tu búsqueda. Se comprende por deslinde el hecho de apuntar y distinguir los términos de un lugar, o sea, dejar claros los límites de un lote o propiedad para comprender dónde acaba tu derecho y empieza el del vecino.

Sin embargo, en este género de acciones, los jueces no entran a valorar quien posee un titulo valido en oposición al otro, afirmemos que no enfrontan títulos de propiedad, sino que únicamente se valora la acreditación de la propiedad del demandante, y la carencia de titulo del demandado, acordando la restitución del bien a su titular. «Las acciones reales que proceden de los derechos inscritos podrán ejercitarse a través del juicio verbal regulado en la Ley de Enjuiciamiento Civil, contra quienes, sin título inscrito, se opongan a aquellos derechos o perturben su ejercicio. Estas acciones, basadas en la legitimación registral que reconoce el producto 38, exigirán siempre que por certificación del Registrador se acredite la vigencia, sin contradicción alguna, del taburete pertinente». El derecho real más especial es la propiedad, viniendo a ser el resto de derechos reales (hipoteca, usufructo, área, servidumbres, etcétera.) sencillos restricciones o detracciones a exactamente la misma.

Realice Su Solicitud On-line

No solo debe evaluar su título, sino más bien demostrar que éste es justo, legítimo, eficaz y de mejor condición y origen que el otro, ya que en caso de duda, el juez deberá absolver al demandado. Su relevancia es tal que el mismo producto 348 del Código Civil citado más arriba y que se utiliza para definir la propiedad también menciona que «El dueño tiene acción contra el tenedor y el poseedor de la cosa para reivindicarla«.

¿que accion protege la propiedad?

Ante la incer­ti­dum­bre del resul­tado de un jui­cio, se con­forma con un mal menor. Todo posee­dor tiene dere­cho a ser res­pe­tado en su pose­sión; y, si fuere inquie­tado en ella, deberá ser ampa­rado o res­ti­tuido en dicha pose­sión por los medios que las leyes de pro­ce­di­engaño esta­ble­cen. El fun­da­mento de la acción se encuen­tra en el men­cio­nado artículo 348 del Código Civil que deter­mina que la pro­pie­dad se pre­sume libre de car­gas y gra­vá­me­nes, entre lo que se inclu­yen las ser­vi­dum­bres. En este supuesto es el deman­dado quien tiene que pro­bar la exis­ten­cia o cons­ti­tu­ción de la ser­vi­dum­bre.

Se diferencia de la acción reivindicatoria en que el propósito no es la restauración de la posesión del objeto en pleito, sino constatar la titularidad del mismo. Podemos encontrar una conceptualización de lo que tenemos la posibilidad de entender por propiedad privada a través de lo dispuesto en el producto 348 del Código Civil, al indicarnos dicho precepto que «La propiedad es el derecho de gozar y tener una cosa o de un animal, sin más restricciones que las establecidas en las leyes». De lo expuesto, puede deducirse que la propiedad se configura como un derecho real que posiciona al dueño en una situación de «señorío absoluto» teniendo todas y cada una de las facultades probables sobre el bien, lo que diferencia este derecho de algún otro derecho real. (Entiéndase el goce como el disfrute de todas las potencialidades de la cosa y la disposición como la potestad para decidir el destino del bien).

¿que accion protege la propiedad?

A través de la tercería de dominio el tercero es oído por el juez y contribuye cuanta información sea necesaria para acreditar su propiedad y de esta forma justificar el levantamiento del embargo. La tercería de dominio tiene por objeto sacar del embargo recursos que no forman parte al deudor sino al tercerista, protegiendo, de esta forma, el dominio del tercero. Tiene como finalidad la verificación judicial de la realidad del dominio del actor y la rigidez de su derecho, creando una situación de certidumbre jurídica y «acallando a la parte contraria que discute ese derecho o se lo arroga». El actor debe demostrar que es el propietario por todos los medios que sean válidos en Derecho.

No se exige que esa persona que esta perturbando nuestro derecho de propiedad, lo esté teniendo o este gozado de él, sino sencillamente haya efectuado o esté realizando actos tendentes a ser o comprar la propiedad. El derecho de propiedad es el derecho real más especial, pero en la práctica puede verse sometido a alteraciones. Por servirnos de un ejemplo, en la compraventa de bienes inmuebles, el contrato de compraventa queda perfeccionado con el acuerdo entre las partes, pero la propiedad se transmite con la traditio. Antiguamente la traditio consistía en la entrega de llaves, actualmente la distribución de llaves se ha equiparado a la escritura notarial de compraventa, mediante la que se trasfiere la propiedad.

Así, esa previsión faculta al propietario para recobrar o reclamar su derecho. Como hemos expuesto, la dife­ren­cia entre esta acción y la ante­rior radica en que aque­lla está enca­mi­nada fun­da­men­tal­cabeza a recu­pe­rar la pose­sión de la cosa per­dida, mien­tras que esta solo a que se declare el dere­cho de pro­pie­dad. Merece acla­rar que la titu­la­ri­dad catas­tral no cons­ti­tuye título de domi­nio sufi­ciente a efec­tos rei­vin­di­ca­ti­vos. La inclu­sión de un inmue­ble en el catas­tro a nom­bre de deter­mi­nada per­sona no pasa de cons­ti­tuir un indi­cio de que el objeto ins­crito puede per­te­ne­cer a quien figura como su titu­lar, pero no es prueba abso­luta.

Por ejemplo si plantamos naranjos sobre nuestro campo, o bien si construimos una vivienda sobre nuestro terreno. Tiene su fun­da­mento en el artículo 446 del Código Civil que pro­clama la defensa de la pose­sión. Todo pro­pie­ta­rio tiene dere­cho a des­lin­dar su pro­pie­dad, con cita­ción de los due­ños de los pre­dios colin­dan­tes. La juris­pru­den­cia ha decla­rado que la iden­ti­fi­ca­ción y la iden­ti­dad son esen­cia­les res­pecto a la cosa rei­vin­di­cada.