Saltar al contenido

Como Describir La Orientación De Un Terreno

agosto 22, 2022
Como Describir La Orientación De Un Terreno

La reforma urbana cumplió para la administración Pastrana una función político-ideológica similar a la que había desempeñado la reforma agraria en los gobiernos de Lleras Camargo y Lleras Restrepo. La idea de transformar la propiedad de la tierra urbana y afectar a los propietarios con cargas impositivas que los obligaran a ofrecerle una «apropiada función social» tenía varios antecedentes. El MRL había propuesto en 1960 una «Ley de Techo» con la que se esperaba hacer más simple la construcción y adquisición de vivienda para los sectores populares y la protección de los inquilinos. Los posteriores proyectos de reforma urbana estarían sponsoreados, por el momento no por la oposición al Frente Nacional, sino más bien por los campos que participaban de la coalición bipartidista.

Los desenlaces de las selecciones parlamentarias pusieron de presente la intensidad de la abstención electoral, lo que fue interpretado, con razón, como una sanción política al gobierno y al sistema del Frente Nacional. Al tiempo que en la «mitaca» de 1960 el 61% de los potenciales votantes se abstuvieron, en 1964 esa cifra se elevó a cerca del 70%. Los más desfavorecidos con la abstención fueron los grupos leales a la coalición bipartidista, por cuanto la oposición, MRL y ANAPO, logró incrementar su fuerza político-electoral al pasar del 23,2% de la votación total, en 1960, al 30% en ese año. Este avance se tradujo en que el número de curules en la Cámara, en poder de los adversarios del Frente Nacional, pasa de 39 a 58.

4 Curvas En Concordancia

Un reflejo de esta actitud fue el hecho de que aceptaran los recortes al poder legislativo en lugar de las prebendas de los auxilios parlamentarios y la prolongación del periodo de los representantes a 4 años, que el gobierno les cedió. A comienzos de junio de ese año, y después de prolongados debates, valoraciones repetidas, presiones y amonestaciones, la plenaria del Senado aceptó el primer bulto de lo que llegaría a conformar la reforma constitucional de 1968. El primero fue la desconfianza de Carlos Lleras hacia la «clase política» como conductora y orientadora de la acción gubernamental, a pesar de que durante su historia pública él había sido integrante activo de ella. La concepción llerista del Estado procuró reducir el espacio de poder y de influencia de los políticos tradicionales, al paso que ponderó el componente tecnocrático en los procesos de decisión en concordancia con las proposición promovidas por los organismos internacionales.

como describir la orientación de un terreno

Por su lado, el candidato frentenacionalista tenía la maquinaria del liberalismo y con la del campo ospinista, además disponía de los elementos de poder mucho más convencionales como la prensa, las grandes cadenas de radio, la televisión y el apoyo de los gremios del capital. Por su lado, el oficialismo conservador empieza a inicios de noviembre su tormentosa convención nacional, encabezada por Mariano Ospina Pérez y Álvaro Gómez Hurtado. La candidatura promovida por Ospina, la de Misael Pastrana, es recibida con poco entusiasmo por distintos campos. Los precandidatos Hernán Jaramillo Ocampo, Cástor Jaramillo Arrubla y José Elías del Hierro hacen coalición con los parlamentarios costeños y fomentan en el nombre de Evaristo Sourdís. A pesar de los intereses encontrados, el gobierno asumió un programa denominado Campaña Nacional de Organización Campesina, para lo cual se expidió el decreto número 75 de 1967, a través de el que se abría un espacio de poder a los usuarios campesinos en el proceso de decisión de las políticas agropecuarias a nivel de las diferentes instituciones. Complementariamente, se buscó hacer una exclusiva legislación agraria que permitiera acelerar y agilizar los procedimientos para afectar la tenencia de la tierra, y resguardar al mismo tiempo al aparcero, subsanando los defectos de la ley 135 de 1961.

Teol Vida V46 N1-2 Santiago  2005

El diseño institucional del Frente Nacional transformó todos y cada uno de los procesos electorales, desde 1958, en una fuente de inestabilidad a nivel político. El mecanismo por el que se dividían los cargos legislativos libres implicaba una restricción para toda novedosa corriente política dentro de un partido, por cuanto la forzaba a medrar a costa del mismo. El mecanismo alimentaba el faccionalismo y la división interna de los partidos, aparte de que impedía constitucionalmente la expresión política de las corrientes antagónicas al acuerdo de coalición. La campaña contra el esquema inicial obligó al presidente Lleras a ofrecer marcha atrás menos de un año tras tomadas las primeras medidas.

como describir la orientación de un terreno

Consolidación definitiva del respaldo bipartidista al lugar de un gobierno y unas instituciones para repartir el poder político. Expone la necesidad de un plebiscito popular para ratificar las reformas constitucionales sugeridas. 20 de julio de 1957Pacto de Sitges (España)expresidente Alberto Lleras Camargo y Laureano GómezYa derrocada la dictadura, este acuerdo fija los procedimientos que se deben llevar a cabo para establecer el gobierno de coalición.

Raíces Sociales Y Políticas[editar]

Desde ese momento la oposición al régimen va a ser el eje de coalición entre el liberalismo y el conservatismo. En síntesis, la coalición ya no se encamina por medio de la lucha electoral, sino que se pronuncia en el estímulo y respaldo de un golpe militar, que recibe la aprobación de dirigentes de los dos partidos. Pero la ilusión que tenía el país, que veía en Rojas una figura de rápida transición hacia una exclusiva etapa de democracia electoral, no duraría mucho.

como describir la orientación de un terreno

Pero asimismo, en el momento en que la confrontación civil o partidista toma tintes de convertirse en una pelea de clases y amenaza con trasladarse al campo del conflicto socioeconómico, aparece la coalición bipartidista como una fórmula salvadora para el régimen político, que le devuelve estabilidad y fortaleza al ordenamiento de la sociedad. Una vez la coalición padece el trauma de las selecciones presidenciales, en las que el voto popular urbano pone en entredicho la estabilidad del régimen y la legitimidad del orden de Misael Pastrana, la reforma urbana adquiere un papel protagonista, situándose en el centro de las proposiciones de la última administración del Frente Nacional. Así mismo, la ANAPO lograba refrendar su alegada vocería de las masas urbanas y de la «nueva Colombia» que, evidentemente, eran la de los pobladores de las ciudades.

De hecho, en esa obra el buen gusto y el sentido común, que antes de Kant estaban socios al conocimiento de lo humano y del orden popular, quedan relegados al campo de la subjetividad estética y disociados del conocimiento propiamente tal. En la medida que para Kant la validez del conocimiento está determinada por los criterios metodológicos impuestos por las ciencias de la naturaleza, la pretensión de verdad del conocimiento estético y de las ciencias del espíritu queda desacreditada, salvo que estas últimas se arrimen a esos criterios. El hilo conductor de la mirada hermenéutica lo forma lo que Heidegger llama » indicación formal» , término que usó bastante antes de Ser y tiempo, si bien las referencias temáticas son pocas . Su modo de remitir a algo no está determinado por un grupo de aspectos ónticos de la cosa que destina.

Los 35 artículos que conforman el primer bulto de proposiciones buscando una redistribución de facultades, funciones y competencias, de forma que el ejecutivo tenga mayor poder decisorio en el campo económico y en el manejo fiscal y cambiario. El MRL padece un debilitamiento notable de su electorado, que pasa de representar el 36% de la votación del liberalismo, a solo el 27%, en exactamente el mismo período. En términos absolutos, el movimiento disidente acaudillado por Alfonso López Michelsen pierde cerca de la mitad de sus votos entre ámbas elecciones. A pesar de que el gobierno, con la creación de la Junta de Montería en 1963, había alcanzado un prominente nivel de centralización de los instrumentos de política económica, requería el acompañamiento de las dos terceras unas partes del Parlamento para aprobar proyectos definitivos en materias económicas, fiscales y cambiarias. El conflicto entre un gobierno agobiado por las dimensiones de la problemática económica y un Congreso paralizado en su tarea, marcaría todo el mandato de Valencia, y unicamente se resolvería en 1965 y 1966 con el expediente de recurrir a la declaración del estado de lugar para legislar por decreto. Los grandes aspectos que caracterizaron el gobierno del presidente conservador Guillermo León Valencia fueron la inestabilidad a nivel político y la crisis económica extendida.